"Ayarachi. Vida, cultura y el mundo de los alpaqueros de Coarita"


"Ayarachi. Vida, cultura y el mundo de los alpaqueros de Coarita"

Coarita es el nombre de nuestra comunidad. Vivimos criando nuestras alpacas y llamas cerca de los nevados más altos del distrito de Paratía, de la provincia de Lampa, en el departamento de Puno. Por el frío en la altura no se puede cultivar nada. Por eso viajamos al Valle del Colca en Arequipa, también a las comunidades de la orilla del Lago Titicaca y hasta la selva de Sandia en Puno. Estos viajes los hacemos para traer los alimentos que necesiatmos, hacemos trueque por tejidos y charqui, que son las cosas que producimos en Coarita.


Toda esta parte se llama Paratía, que quiere decir "aqui nace la lluvia",pero también cae bastante granizo y nieve. De aquí va la lluvia para las comunidades de más abajo y también se forman los ríos que van hacia el Lago Titicada. Nuestros cerros más altos llegan hasta los 5,000 metros; todos son apus, a ellos debemos pedir permiso cuando vamos a iniciar el viaje. Esta manera de vivir es de siempre, desde nuestros antepasados. Ellos habrían construido muchos de los corrales de piedra que ahora usamos, porque son muy antiguos. Incluso los han dibujado en una piedra que hay en el cerro Puto-Sillani. Se dice que ese dibujo o pintura rupestre tiene alrededor de 9,000 años de antigüedad, y es el dibujo de un corral de empadre como los que todavía tenemos el día de hoy, con su corral para las hembras,para los machos, y el empadre.

Nuestras costumbres y creencias actuales asi como las ceremonias, la música del Ayarachi y del Pujllay, son desde hace miles de años, pero los españoles nos prohibieron seguir usando nuestras ropas. Por eso ahora en la comunidad, nos hemos organizado como Ayarachis de Coarita con la finalidad de realzar nuestra música y danza, la cual ahora también la interpretan los niños. También tenemos organizada la Asociación de Artesanos Sumak P'itay, que tiene como finalidad el preservar las técnicas y los diseños tradicioales que se realizan en las llicllas, chuspas, frazadas y otras prendas. Para ello varias señoras enseñan especialmente a los jóvenes cómo se ralizar el tejido de los diversos motivos típicos de la comunidad.

Como somos alpaqueros, y nuestra unica cosecha es la lana de las alpacas, es por eso que no preocupamos porque estén sanas, porque no tengan enfermedades. También es necesario mejorar la calidad de la lana; para eso estamos consiguiendo reproductores de otros sitios mediante las ferias.

Se dice que nuestra música nadie la ha inventado, que es de siempre, desde que existimos los pastores; como nos cuentan nuestros abuelos, y tenemos que tocarla para que las alpacas y llamas no desaparezcan.

Nuestra vestimenta de Ayarachi es como la del cóndor, esa gran ave que vive en los apus, en las alturas; cerca a la comunidad de Coarita. Los ayarachi ofrecemos neustra música y baile a las alpacas y llamas cuando tenemos que sacrifcarlas. Pedimos permiso a ellas y a los apus y también les agradecemos por haberlas enviado para que podamos vivir. Mientras tocamos nuestra música estamos atentos a lo que tocan los demás, atentos al sentimiento con que cada uno toca y que tenemos todos. Cuando hacemos la esquila la hacemos con cariño, marcamos las crías y las adornamos; y para el empadre también hay quehacer t'inkachi, osea, el agradecimiento a la Pachamama. Son días de mucha alegría, porque estamos esquilando, recogiendo todo lo que las alpacas nos dan de su cuerpo.

Eso tenemos que agradecerles, y también a los apus, a ellos les solicitamos que en el empadre las hembras queden preñadas, porque no todas dan crías, y sólo dan una cada vez. Son nuestras creencias las que explican lo que hacemos y nos orientan qué se debe hacer segñun la época del año, por eso es que queremos que los jóvenes aprenda lo que nuestros padres nos enseñaron. Por eso quermos queremos saber cómo pueden vivir mejor que nosotros, pero sin cambiar nuestras costumbres y creencias, con nuestras danzas y música. Así es todo lo que hacemos y así es como vivimos en Coarita. Al tocar y bailar en las cumbres, somos como cóndores, como montañas,como tormentas... somos Ayarachis.

0 comentarios :

Publicar un comentario

COMENTA SOBRE LA RESEÑA: